Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

No es de extrañar que en ImDb lo puntuen con un 8,3, puesto que el último film de Wes Anderson (The Royal Tenembauds (2001), Fantastic Mr Fox (2009)) podría estar dentro del ránking de mejores películas de este año. Y es una afirmación que más de uno compartirá si se tienen en cuenta diversos puntos de la película: la música, la fotografía, la dirección, los actores, el guión… Un verdadero deleite para los sentidos en poco más de hora y media de proyección.

Y eso que Anderson no es un director fácil a priori, aunque si lo es su compartida visión sobre las cosas y su forma de expresar ideas profundas con planos sencillos, simétricos y estudiados, a veces inmóviles y otras extremadamente dinámicos debidos a su afición por todo tipo de travellings y la utilización de grúas. El color también es una de las características de su sello personal, una puesta en escena colorista con tonos llamativos que aquí están arropados por la fecha en la que se desarrolla el film, los hippies 60/70.

En ‘Moonrise Kingdom’ se habla sobre el amor incondicional de unos jóvenes incomprendidos que deciden embarcarse en una aventura buscando aliviar la soledad que ambos sienten. La clave de humor extravagante que rodea todo el film es interpretada a la perfección por unos actores tan dispares como: Bruce Willis, que interpreta al solitario y aflijido policía de la isla; Edward Norton, el entrañable y a veces patético jefe Boy Scout; Bill Murray, que junto a Frances McDormand forman un matrimonio de abogados que ni se dirije la palabra; y por supuesto, los pequeños protagonistas, que nos regalan escenas tan tiernamente brillantes como un baile en la playa al son de Françoise Hardy.

El film es una cuento de niños que tiene demasiado que ver con la vida adulta y la a veces decepción postadolescente. Sin embargo, es un film positivo en donde se habla de la ilusión, la inocencia y las ganas de conseguir esos sueños imposibles. Divertida, encantadora, tierna y emotiva.

Lo mejor: La elección de los actores para los personajes principales, totalmente verosímiles. Suzy, interpretada por Kata Hayward y Sam, al que da vida Jared Gilman.
El plano: El primero de toda la película con un cuadro como encuadre que antepone la descripción posterior de la casa de uno de los protagonistas.
La secuencia: El plano secuencia del despertar diario del campamento.
El momento: Cuando Suzy explica a Sam lo que ha traído para la acampada y de paso el espectador conoce más detalles acerca de ella.
El enamoramiento: de Suzy y Sam, con cartas leídas en voz en off que siempre comienzan con ‘Dear Suzy’ y ‘Dear Sam’.
El detalle:
La música como gran hilo conductor del film junto con el baile que ambos protagonistas se marcan en la playa.
La pista: ni se te ocurra moverte de tu asiento sin ver los créditos finales.
La frase:
‘Ojalá el techo saliera volando y el espacio me absorviera’. (Walt Bishop (Murray) a su mujer Laura (McDormand)).

Anuncios