Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Exquisitamente logrado es como se puede describir a este film hecho con sumo gusto por el cine clásico americano, al que continuamente se alude, tanto en sus detalles cinéfilos, como en la música de Hitchcock utilizada o la caracterización de sus dos estrellas principales: George Valentin (Jean Dujardin) y Peppy Miller (Bérénice Bejo).

Arriesgada es la apuesta que el francés Hazanavicius, director y guionista del film, se atreve a presentar al espectador: años 30 en Hollywood, se comienza a incorporar el sonoro; George, una estrella del cine mudo se resiste al cambio, mientras que Peppy, comienza a subir como la espuma en este nuevo mundo. Todo ello, por supuesto, narrado en el más completo ‘silencio’.

Una película dentro de una película que consigue convencer tanto en su guión como en su desarrollo, con unos personajes que recuerdan a estrellas clásicas como Gene Kelly o Debbie Reynolds; situaciones dramáticas con un punto de humor al más puro ‘estilo de Hollywood’; momentos entrañables y escenas geniales.

Recomendable 100% para todos aquellos amantes del cine que busquen algo diferente y que disfruten con el ‘saber hacer’.

Lo mejor: La caracterización de los personajes y prácticamente cualquiera de las escenas en las que aparecen juntos.
La escena: Peppy y George antes de conocerse, haciendo una batalla de pasos de baile.
El momento: Peppy imáginando que el frack de George cobra vida con su propia mano, al más puro estilo de Buster Keaton.
El detalle: la coreografía de George con su perro para animar a su mujer.
El plano: el reflejo de George en la mesa de la cocina, con el whisky resbalando por encima.

Anuncios