Etiquetas

, , , , , , , , , ,

A dos días de su estreno, promete ser una de las favoritas de estas fiestas navideñas, y más si se tiene en cuenta todas las buenas críticas que ha acumulado, las nominaciones en renombrados festivales y su premio a mejor director en Cannes 2011 para el danés Nicholas Winding Refn. También ayuda la cara del siempre misterioso Ryan Gosling y su planteamiento: un callado conductor con cara de buen chico al que se le complican demasiado las cosas.

Punto muerto, embrague y… primera

El punto de partida está en Los Ángeles, con ‘Driver’ (Ryan Gosling), un chico que trabaja como doble de efectos especiales a tiempo parcial y que por las noches es el encargado de conducir sin hacer preguntas a delincuentes de diferente índole. Su vida se le complica cuando se enamora de su vecina, amenazada por una banda.

Decidirá entonces arreglar las cosas por cuenta propia y aceptará participar en un robo a cambio de la seguridad de Irene (Carey Mulligan) y su familia. Pero lo que parecía ser un plan sencillo engloba a demasiado peces gordos (entre ellos Ron Perlman y Albert Brooks), que querrán deshacese de Driver.

Actores carismáticos, fotografía muy cuidada, iluminación, encuadres, banda sonora… ‘Drive’ lo tiene todo

La idea de un hombre contra el mundo o el típico ‘último trabajo’ suena a material rancio demasiado usado en otras películas de acción o thrilles; sin embargo lo que diferencia a ‘Drive’ de otros films de temática similar es por un lado su magnífico personaje principal, caracterizado con todo tipo de detalles: guantes de piel, palillo en la boca, martillo de goma y cazadora con estampado de escorpión incluido.


Aunque a mi parecer creo que no es uno de los mejores trabajos de Gosling, hay muchos momentos en los que si consigue convencer de esa dualidad chico bueno-chico malo, un justiciero poco hablador que puede intimidar con una sola mirada. También Carey Mulligan llama la atención en el papel de Irene, una tímida vecina que se sentirá atraída por ‘Driver’. De hecho la relación entre ambos personajes se expresa mediante miradas, sonrisas y silencios, que el director hace suyos y consigue trasmitir al espectador con una belleza indiscutible.

Por otro lado, tenemos las magníficas imágenes que nos propone el director; los encuadres, los ángulos, los escenarios escogidos, la utilización de la luz, los tiros de cámara sumamente expresivos… Nicholas Winding Refn lo tiene todo estudiado en esta película, donde el lenguaje audiovisual cobra su máximo esplendor y la hace exquisitamente atractiva.

Además la banda sonora ‘retro-techno’ escogida le da un toque bastante llamativo a esas escenas de acción esporádicas pero impactantes y ayudan a intensificar y conocer a los personajes; por mencionar a algunas de esas geniales canciones, me quedaría con ‘Under your spell‘ de Desire o ‘A Real Hero‘ de College feat. Electric Youth.

‘Drive’ destaca entre su esteriotipado género

Aunque el planteamiento de Drive pueda no diferenciarla de las que comparten género con ella, lo cierto es que es una película muy diferente de lo que acostumbramos a ver dentro del género de acción. No hay que dejarse engañar por un tráiler que deja entrever la mayor parte de la acción puesto que más de uno se llevará una grata sorpresa con este largo que espero, tenga alguna mención en los Óscar de este año.

Un consejo: ver la película en versión original y escuchar la enigmática voz de Ryan Gosling.

Lo mejor: la fotografía de toda la película junto a una buena banda sonora.
Lo peor: Ryan Gosling quiere parecer demasiado enigmático y a veces resulta poco expresivo.
El momento: la pelea en el ascensor precedida de un romántico beso entre Irene y Driver.
La escena: El emotivo discurso de Standard a su regreso de la cárcel, y los contraplanos posteriores de Driver e Irene con la canción ‘Under your spell’ en su punto álgido. Se descubre el amor que ambos sienten.
El plano: Cualquiera de los travellings, contrapicados, desenfoques o time remapping que usa. Geniales.
La frase: ‘Gracias por quedarte’ (Standard a Irene)

Anuncios