Etiquetas

, , , , , , , , ,

Un método peligroso… peligrosamente aburrido

Quizá las expectativas en esta película eran altas, o el tráiler era demasiado atractivo para lo que finalmente ofrece el film; también pusieron de su parte el hecho de que entre los actores protagonistas estuvieran Keira Knightley o Vigo Mortensen y que su director fuera David Cronenberg (‘La Mosca’). Pero lo cierto es que ‘Un método peligroso’ es una película mediocre que solo puede salvarse por la cuidada fotografía y la actuación estelar de Keira Knightley.

Aunque hay unos diálogos extenuosamente largos entre el Dr. Sigmund Freud (Mortensen) y su potencial discípulo, el Dr. Jung (Fassbender), si lo que se espera es conocer en profundidad, o al menos indagar superficialmente en el método del psicoanálisis; ese no parece ser el cometido del guionista del film; ya que no se explica absolutamente nada. La única conclusión que se puede extraer es la fijación que tiene Freud por el sexo, que considera causante de cualquier tipo de neurósis.

Hasta aquí puede ser un planteamiento más o menos interesante, que no deja de causar interés para un espectador morboso, que previamente ha visto un tráiler sugerente con una Keria Knightley deseosa de ser físicamente castigada. Pero una vez azotada la susodicha aquí es donde termina todo el interés de la película.

Por lo demás se explica la relación entre Freud y Jung, el cuál en un principio se muestra embelesado por el padre del psicoanálisis pero que finalmente se resistirá a creer en la idea de que todo pueda explicarse por medio de los instintos más básicos, como el sexo. Aunque, paradójicamente, Jung sea un claro ejemplo de esa teoría al no poder resitir la tentación de satisfacer los oscuros deseos de su paciente.

Vincent Cassel, que interpreta a Otto Gross, será el paciente y catalizador de Jung, que con su fijación por la poligamía hará que el doctor se plantee caer en la tentación de sus deseos más primarios. Y, de hecho, es así como se vende el film, como una tentación de los ‘impulsos’ que mueven al ser humano.

Nada mas lejos de la realidad, para nada esta película habla sobre una historia de amor imposible entre médico – paciente; no hay una pasión desbordante ni escenas de sexo memorables; más bien todo queda reducido a interminables diálogos aburridos e incomprensibles para un espectador no introducido en el mundo de la psicología o ansioso de conocer (aunque sea superficialmente) el método del psicoanálisis.


Lo mejor: La espectacular actuación de Keira Knightley.
Lo peor: los largos diálogos que no acaban de profundizar en ningún tema concreto.
La escena: el psicoanálisis del Dr. Jung (Fassbender) a Sabina Spielrin (Knightley), con ella de espaldas a él.
El momento: el arrebato de ira de Sabina contra el Dr. Jung.
El plano: El Dr.Jung azotando a su paciente.
La frase: ‘El mundo es como es. Debemos aceptarlo e intentar comprenderlo’ (Freud)

Anuncios