Etiquetas

, , , , , , , ,

Su estreno se espera para mediados de diciembre, aunque aún no hay fechas confirmadas; pero algunos privilegiados pudieron verla en el Festival de Cine Fantástico de Sitges, y es que ‘Don’t be afraid of the Dark’ (AKA ‘No temas a la oscuridad’) era una de las esperadas en el certamen y se anunciaba como nueva cosecha de Guillermo del Toro, aunque él solo es el productor y guionista del largo que además resulta ser un remake de los 70.

Los protagonistas son Katie Holmes (conocida por ser esposa de Tom Cruise) y Guy Pearce (‘Memento’ ‘La maquina del tiempo’), que pese a estar en mi lista de ‘actores carismáticos’, en esta ocasión deja un bastante mal sabor de boca, puesto que aún apareciendo en pocas ocasiones, no aporta ni la más mínima emoción a la escena.

Sin embargo, Bailee Madison, la pequeña actriz (12 años) que da vida a Sally deja con la boca abierta a un espectador impresionado por la juventud de la pequeña, que es la auténtica protagonista de esta película de terror.

El film nos cuenta la historia de Sally, una niña que es enviada a vivir con su padre (Alex) y su nueva novia (Kim) a una antigua mansión del siglo XIX que ambos están restaurando. La pequeña tiene bastantes carencias afectivas y eso la convierten en una niña de trato difícil. Una tarde decidirá indagar por la casa y atraída por unos misteriosos ruidos descubrirá un sótano secreto.

Sin saberlo, dejará en libertad a unos pequeños seres despiadados que intentarán arrastrarla hacia las misteriosas profundidades de la casa. Sally entonces deberá convencer a ‘sus padres’ de que lo que dice es cierto. Kim comenzará a confiar en la pequeña.

Lo mejor: Bailee Madison, la pequeña actriz, absolutamente convincente e increiblemente madura.
Lo peor: la última media hora de película, cuando se descubre el guión y ya no tiene sentido seguir con más minutos de metraje.
La escena: la niña tomando un baño.
El plano: lo que encuentra Sally debajo de su cama.
La secuencia: el momento en el que Sally ‘abre’ la chimenea.

Anuncios