Etiquetas

, , , , , ,

Así se titula el segundo largomentraje de la actriz (y ahora también directora) Sarah Polley, colaboradora habitual de la directora española Isabel Coixet (‘Mi vida sin mi’, ‘La vida secreta de las palabras’). No hacía mucho que lo presentaba en el festival de cine de San Sebastián, pero aún no hay fecha de estreno en España para este film que sí ha obtenido buenas críticas en varios certámenes de cine independiente.

La película gira entorno a Margot (Michelle Williams) una joven felizmente casada que se siente repentinamente atraída por el vecino de en frente. Este descubrimiento hará tambalear su mundo, creándole la disyuntiva de elegir entre dos tipos de amor y haciéndole conocerse profundamente a sí misma en el proceso.

El argumento no brilla por su originalidad, por que al fin y al acabo se está hablando sobre algo inherente desde tiempos inmemoriables en el ser humano: la duda. O lo que dicho en otras palabras se podría traducir en el ser o no ser Shakespiriano; o el ¿me acuesto o no con el vecino de en frente? que encarna aquí Michelle Williams.

Margot se hace varias preguntas: ¿La seguridad y el calor del amor marital? ¿O el sexo y la pasión de la infidelidad? ¿Relaciones largas y para siempre? ¿O cortas, satisfactorias y obsesivas?

El mal de los humanos, insatifacción o conformidad.

Anuncios