Etiquetas

, , , , , , ,

Se ha hablado mucho sobre esta película y en la mayoría de los casos no precisamente bien. Hay quién la ha odiado y a quién le ha encantando, quien se ha aburrido y al que no ha dejado indiferente; incluso han habido cines que han prometido el cambio de la entrada si no te agradaba el film.

Pues bien… Voy a mojarme con esta crítica, que no sé si podrá estar a la altura del fantástico Malick. En mi sencilla y más modesta opinión y aún a riesgo de parecer una (como leía no hace mucho en una crítica) ‘gafapasta cultureta’ y ACLARANDO: llevo gafas porque son más cómodas que las lentillas, y las de pasta me quedan genial; lo de cultureta lo dejaremos a opinión de terceros. En todo caso, esta película me ha dejado sin palabras. Genialmente maravillosa en todos los sentidos, sin lugar a dudas, sin objeciones y sin análisis.

El universo de Terrence Malick consigue trasladarte a todo el espectro de sentimientos humanos, que puedes sentir en las dos horas y 20 minutos que dura esta película. Sin necesidad de palabras, con la belleza de la música, lo majestuoso de las imágenes y la importancia del silencio.

La historia de Brad Pitt y su familia es secundaria y simplemente ejemplificativa. Fue esa historia la escogida, pero podría haber sido otra en su lugar, totalmente distinta. Porque aquí no están hablando de una familia americana de los años 50 con un padre autoritario; aquí están hablando sobre la VIDA señores, con todas sus letras y en todo su máximo esplendor.

No se ha dejado nada al azar en este film a que algunos quieren quitar el mérito o calificarlo de documental por el formato de sus imágenes. Pero lo que yo pienso es que no es una película para encasillar, precisamente por lo diferente (y sorprendentemente no presuntuoso) de su desarrollo.

Considero que el hecho de que haya creado tanta controversia es porque se trata de una película de un formato bastante alternativo dentro de una distribución comercial y con dos estrellas como reclamo del calibre de Brad Pitt o Sean Pean. Es decir, si el espectador convencional es el que se dirije al cine a ver esta película posiblemente se encuentre con algo inesperado y por ende, lo rechace.


No significa que tengas que ser un (me ha hecho gracia la palabra) ‘cultureta’ para que te guste esta película; o para querer quedar bien diciendo que te ha gustado. Solamente tienes que estar abierto a ver otro tipo de cine; y en el caso de esta película: dejarte llevar. Seguramente te sorprenderas al sentirte más identificado de lo que crees.

Lo mejor: la belleza de la puesta en escena, apoyada por la música y la expresividad de las imágenes recurriendo a mínimos diálogos.
Lo peor: la tensión que pueda crear los primeros 20 minutos que hablan sobre el origen de la Tierra, quizá demasiado largos en algunos momentos.
La escena: La ira del padre cuando están comiendo en la mesa y la posterior pelea entre el matrimonio en la que ella intenta agredirlo sin conseguirlo.
La secuencia: Las imágenes sucesivas que resumen el nacimiento de Jack hasta que es un chaval de aproximadamente 14 años.
El plano: la infinidad de travellings que utiliza ‘persiguiendo’ a los actores. Sublimes.
El momento: Cuando Jack le dice a su padre que es tan malo como él.
La frase: ‘Nunca debes decir: no puedo’

Anuncios