Etiquetas

, , , , ,

La única película que este verano tenía algo más de interés en ver y resulta que no puedo ir a verla (por mi viaje dublinense) y me pierdo unas entradas de preestreno. Pero como soy generosa se las cedo a un “infiltrado”, que muy amablemente me ha correspondido con su crítica cinematográfica como agradecimiento (no me hago responsables de sus opiniones propias) jajajajaj. Ahí va la crítica:

He podido asistir al preestreno de Super 8, película dirigida por J.J. Abrams y bajo la producción ejecutiva de su mentor Steven Spielberg. La película promete rememorar los clásicos de Spielberg de los años 80 y lo consigue por momentos. Desde una fotografía muy cuidada en cada plano hasta un guión orquestado al estilo ‘The Goonies’ nos traslada al pequeño pueblo de Lillian (Iowa) donde los adolescentes Joe (Joel Courtney) y sus amigos Charles, Cary, Martin y Preston se empeñan en rodar un cortometraje sobre zombies. Como en toda película de aventuras que se precie también hay una chica, Alice (Elle Fanning) futura promesa con aparición en la película ‘Somewhere’ de Sofia Coppola.

Mientras la pandilla de amigos ruedan alguna de las escenas para su cortometraje son testigos del impresionante descarrilamiento de un tren militar. Tras el accidente comienzan a producirse desapariciones y sucesos misteriosos que cada vez alteran más la tranquila vida de la pequeña población. Joe y sus amigos por un lado y el padre de Joe, Jackson (Kyle Chandler) que representa el papel de ayudante de sheriff del lugar, intentarán esclarecer el misterio que envuelve al accidente.

Aunque la esperada película aporta todos los factores necesarios para convertirse en un clásico del género: militares con oscuras intenciones, adolescentes haciendo de las suyas, humor y amor juvenil, alien del espacio exterior, efectos especiales y sonoros impresionantes, etc se queda a medio camino debido a ciertos bajones argumentales que le restan dinamismo a la historia. Si la intención es rememorar los clásicos, no consigue la magia necesaria para pasar de ser una simple película de entretenimiento con palomitas y refresco.

Jota

Lo mejor: Una fotografía muy elaborada que convierte cada plano en una pequeña obra de arte.
Lo peor: Abuso de efectos de destello de lente en gran parte de planos nocturnos.
El detalle: la visualización final del cortometraje de zombies resultante durante los créditos finales de la película.
La secuencia: A destacar la interminable y espectacular escena del descarrilamiento del tren.
La frase: Joe le dice a su amigo Cary que lo siga y este le contesta: ‘Hace cinco manzanas que te estoy siguiendo’.

 

Anuncios