Etiquetas

, , ,

En situaciones normales debo decir que esta película no me hubiera llamado ni siquiera la atención y posiblemente hubiese tenido una idea anticipada y llena de prejuicios sobre ella (como de hecho así era). Pero por cosas de la vida, llegan a mis manos dos entradas para el prestreno de la “Boda de mi mejor amiga” (aka “Bridesmaids” ) que tuvo lugar el pasado martes en Barcelona. Sin mucho entusiasmo, voy a verla, y me digo a mi misma que es “cine gratis”. Pero nada más lejos de lo que pueda parecer, resulta que la peli no esta nada mal, que la protagonista Kristen Wiig (también guionista de la misma y estrella cómica reputada en “The Saturday Night Live” ) tampoco esta nada mal, y que cuando me doy cuenta han pasado dos horas y cuarto y sigo riéndome…. entonces es cuando comprendo que me hubiera perdido una buena comedia.

La película se nos presenta al más puro estilo (aunque las comparaciones son odiosas) “Resacón en las Vegas”, pero esta vez el film esta protagonizado por féminas de lo más variopinto. En el papel principal está Annie, una desastrosa treinteañera con una vida sexual bastante insatisfactoria y un negocio que se le ha ido al garete y que tendrá que asumir el difícil rol de dama de honor de su mejor amiga Lillian. Por el camino apareceran otras chicas como Megan (la hermana del novio), que tiene un sentido de la honestidad muy desarrollado o Rachel, la nueva amiga de la novia que intentará hacer sombra a Annie.

Recomendada 100% si quieres hecharte unas risas

Lo mejor: que no es la típida comedia de mujeres. Aquí podemos oir tacos (y de los gordos). Los hombres pasan a un segundo plano.
Lo peor: solo se encuentra el humor en situaciones en las que se habla de sexo o sobre cuestiones ‘gastrointestinales’.
El momento: la intoxicación en el bar brasileño.
La secuencia: Annie ‘infringiendo’ la ley al volante para llamar la atención de Nathan.
La frase: ‘Tuve un sueño anoche, el avión se caía y tu ibas en él’.

Anuncios