Etiquetas

, , , , , ,

Pude ver de refilón a los protagonistas de esta película en el festival de San Sebastián y disfrutar de la película en el de Sitges y de la explicación de su director, el aclamado (por los fans del cine de acción y ciencia ficción) Jee-Woon Kim; que explicó lo que quería transmitir en este sangriento y bien elaborado film. Además fue algo curioso, puesto que él sólo habla coreano y la chica que lo traducía lo hacía en catalán; mientras que uno de los encargados del festival traducía en castellano. Con lo que la explicación se alargó un poco más de la cuenta. El estreno en Sitges fue por la puerta grande: en la sala del Hotel Sol Meliá y hubo más de uno que se sentó en el suelo para poder ver la película.

La razón por la que hoy hablo de esta película es porque he tenido la gran suerte de verla de nuevo en un pase exclusivo que se realizó antes de ayer en los cines Verdi, ya que desgraciadamente esta peli sólo ha llegado a España en DVD.

Aunque no es la temática que más me interese, cabe decir que Jee-Woon Kim borda el thriller “violento”; los planos son minuciosamente estudiados, con una coreografía ensayada y sublime. Además el actor protagonista, Byung-hun Lee (G.I. Joe,Hero) consigue llegar al público en su papel de hombre vengativo; lo mismo que ocurre con el “psicópata asesino” interpretado por Min-sik CHoi.

Lo mejor: Que todo está cuidado en el más mínimo detalle: fotografía, música, ritmo, coreografías, localizaciones…
Lo peor: Algo larga. Cosa que crea la sensación de múltiples finales.
La secuencia: Kyung-chul apuñalando a los dos delincuentes con el taxi en marcha.
El momento: Cuando encuentran ‘una parte’ de la primera víctima y al forense se le cae delante de todos.
El plano: Díficil escoger solo uno. Lo más destacado es su uso de travellings y grúas.
La frase: ‘La venganza es solo para las películas’.

Anuncios