Etiquetas

, , , , , , , , ,

A pasado sin pena ni gloria por las carteleras (todas alternativas) españolas, aunque ha sido bien acogida en los círculos “chic” del arte moderno. Howl (aka Aullido) retarta la vida de un poeta, Allen Ginsberg,  de la famosa generación Beat; ya sabes aquellos de los que ahora copiamos sus gafas de pasta. 😉

El film interpreta de manera gráfica el polémico poema “Howl” escrito por Allen con imágenes surrealistas llenas de color y evocación de sentimientos. Algo que sin duda alguna ayuda al espectador a la hora de interpretar lo que el poeta quería decir con sus palabras.

Paralelamente se representan aquellos años de la vida del autor basándose sobre todo en fragmentos de entrevistas realizadas anteriormente y el juicio que se llevó a cabo para determinar si el poema debía ser prohibido o no debido a su “inmoralidad”. Y, como último enlace, se contraponen imágenes del autor leyendo el poema con una voz en off que acompaña el film.

El papel protagonista queda reservado a un (cada vez más consagrado) James Franco y, sobra decir, lo increible que resulta ver a un actor interpretar papeles tan dispares como magníficos (Spiderman, 127 horas).

Lo mejor: las imágenes delirantes que interpretan el poema.
Lo peor: Se intenta explicar todo demasiado. No se deja volar la imaginación.
La secuencia: todo el videoarte.
La frase: ‘Somos libres’.

Así es como empieza el poema de Allan Ginsberg:

“He visto a las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura, hambrientas, histéricas, desnudas, arrastrándose por las calles…”

Anuncios