Etiquetas

, , , ,

PÍDELE MÁS A LA VIDA

Tenía dos razones por las cuales ver esta peli:

  1. Me encanta Ted Mosby (el tierno y cursi prota de “Como conocí a vuestra madre”)
  2. Me quedé sin poder ver la presentación oficial en el festival de San Sebastián.

Por cosas del azar (y de internet) llega a mis manos la opera prima del también guionista y protagonista principal Josh Radnor (aka Ted Mosby), Happythankyoumoreplase, algo así como “Felizgraciasporfavormas”, para los que queráis saber de dónde sale este título tendréis que ver la película.

La cinta se nos presenta como una historia coral de tres amigos en el que el eje central es Sam Wrexler (Radnor) un escritor de cuentos cortos de 29 años que desea ser novelista; su amiga que sufre de alopecia, Annie, que aparenta un optimismo enorme aunque su vida no es completa;  y Mary Catherine, que adora la ciudad y no está dispuesta a abandonarla por su novio (que le pide sentar cabeza). En el camino se añadirán otros personajes como Rasheen, un niño que Sam se encuentra en el metro y que decide acoger en su casa, Mississipi, una “camarera cantante” interpretada por Kate Mara ­ y Sam 2, un hombre aficionado a la fotografía enamorado de Annie.

Hasta aquí parece una película más, un inicio que te predispone a ver la típica (aunque con personajes algo distintos) situación romántica. Sin embargo, aunque las situaciones son de lo más aparentemente triviales por la sutileza con la que Radnor las presenta, dicen mucho más. De aquellas sensaciones que te tocan la fibra sensible, con la que te sientes identificado y que te hacen pensar. Happythankyou… trata por igual el drama y la comedia, los sentimientos y el amor. La búsqueda de cada uno de los personajes de una estabilidad y madurez emocional, de llegar a la conclusión que deben dejarse amar. Ellos (y de paso también los espectadores) deben entender que no existen los convencionalismos ni la perfección, y de ese modo encontrarse a sí mismos y poder compartirlo con los demás.

Es el síndrome de Peter Pan, cada vez más frecuente en nuestra sociedad, cosa que han sabido reflejar las películas actuales presentándonos al o a la treintañero/a, que normalmente tiene un trabajo relacionado con una disciplina artística, que además sigue insatisfecho ante una vida que no acaba de convencerle, puesto que rechaza el convencionalismo y sigue buscando algo que no sabe bien bien qué es. Normalmente se trata de una manera nostálgica con una lírica romántica que predomina a lo largo de la historia. Es el caso de happythankyoumoreplease, 500 días juntos, o The Last Kiss.

Sin embargo, puedo hablar a favor de estas pelis, que creo que merecen ser vidas puesto que retrara con sumo realismo la sociedad de hoy.

Lo mejor: La sutileza con la que es explicada cada una de las situaciones. Un buen guión. El humor utilizado.
Lo peor: El ritmo es algo rápido y además es difícil saber cuanto tiempo transcurre (algo importante en el guión).
La secuencia: Sam llevándose a Rasheem a la entrevista de trabajo y sus posterior ‘adopción’.
El momento: Cuando Sam y Missisipi firman un contrato para convivir juntos la misma noche en la que se conocen.
El plano: Sam y Missisipi pasándose las llaves del piso fuera de campo frente al edificio de él.
La frase: ‘ Estoy cansada del positivismo, es jodidamente agotador’.

 

Anuncios